jueves, 10 de mayo de 2012

Antes iban de la mano, ahora se dan la espalda.

No se lo podía creer, todo este tiempo había sido el mejor de su vida, y ahora no quedaba nada. Ocurrió demasiado rápido -pensaba- en menos de dos días mi vida dio un cambio de 180 grados. Era como si él no la conociera de nada, totalmente distinta, más guapa, más perfecta, y ahora estaba con otro. Había cambiado. Y entonces fue cuando se dio cuenta de que nunca se llega a conocer plenamente a alguien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario