jueves, 29 de noviembre de 2012

Que un día malo solo dura 24 horas.


Lo poco que se de la vida es que se cuenta tomando un café, se entiende tomando una copa y se olvida tomando dos. Que todos podemos sacar las cosas buenas de las vida. Las cosas buenas del invierno. Que amamos los días de lluvia, pero desde dentro de casa. Que los ojos marrones pueden ser más bonitos que unos azules. Que el piano te gusta, pero te da pereza aprender. Que no quieres entrar a la ducha, pero tampoco quieres salir cuando estás dentro. Que siempre prometes quedar con alguien con quien sabes que nunca te sentarás a hablar de tus cosas. Que la vida puede ser muy bonita si te propones vivirla intensamente. Que la historia aburre y la filosofía más. Y que puedes ser feliz si te lo propones.

 

domingo, 18 de noviembre de 2012

Tu y yo contra el mundo.


Era un día cualquiera de otoño, estaba nerviosa, hace dos días que no se veían después de discutir fuertemente. Iba mirando al suelo, la apasionan las hojas por el suelo, la gusta jugar con ellas entre sus pies. Levanta la cabeza, y ahí está él esperándola. Cuando le ve no puedo evitar darle un fuerte beso, después silencio.

+ Qué, ¿no vas a decir nada?.

- Te quiero.

+ Me vale.

- Tengo mucho, mucho miedo de perderte, y no me gusta nada discutir contigo. Sé que ya van muchas, y las estamos superando sin ningún problema, pero tengo miedo de que te canses de discutir conmigo y de todo el proceso de reconciliación que viene después.

+ Me gusta discutir contigo. Aunque suene un poco brusco, me gusta, me gusta no hablarte, estar horas pensando en ti y echándote de menos, además,  si no tuviésemos discusiones ¿Cómo sabríamos cuando estamos en los buenos momentos?

-Solo te pido una cosa, no te rindas muy pronto. Aguanta. Luchemos juntos con cualquiera que se ponga entre nosotros. Ya sabes, tú y yo contra el mundo.

+ No, tu y yo contra el mundo no. Nosotros contra el mundo.



lunes, 12 de noviembre de 2012

Dijimos para todo, ¿recuerdas?


Que sí, que todos sabemos que estar en los momentos bonitos de una persona es muy fácil, pero, ¿que pasa cuando las cosas se tuercen y ya no es todo de color de rosa? Cuando tienes que apoyarla y darle un abrazo que diga "siempre voy a estar a tu lado,todo estará bien". Ahí es cuando de verdad vemos quienes están, quienes nunca han estado y quienes estarán. Ahí nos damos cuenta de quién nos quiere de verdad y  cumple su promesa de estar en lo bueno y en lo malo. Porque reír es muy fácil, todo el mundo ríe.. 

martes, 6 de noviembre de 2012

Hasta el año que viene querido.

Hasta el año que viene querido verano. Te esperaré con las mismas ganas que siempre. Esas ganas locas de ver el cielo completamente azul, que la brisa me roce la cara, que el sol sea el encargado de broncearme, que mi piel huela a sal, a cloro, esas ganas locas de amarte, esas ganas de hacer castillos de arena. Ya sabes, las mismas ganas de siempre. Vuelve pronto. Yo te espero.