jueves, 26 de julio de 2012

Buenos días princesa.



El día es gris, y está nublado.Las 9 A.M.Huele a tostadas recién hechas, a café, a él.Asoma por la puerta con el desayuno en una bandeja y con un:-"Buenos días princesa, ¿has dormido bien?" Sonríes.Estás muy feliz de tenerle,pero en tu interior existe un miedo tremendo de perderle;empiezas a llorar.A él le cambia la cara,no le gusta verte así.Temes que se enamore de otra,que pueda hacerle más feliz que tú,o que simplemente,se aburra de ti.Le quieres,le quieres mucho y no puedes perderle,te hace muy feliz. Le quieres tanto que hasta te duele el pecho,te cuesta mucho respirar.Él te limpia la lágrima que justo estaba cayendo por tu mejilla.Y te dice:-"No tengas miedo,prometo estar contigo siempre",lloras más,lloras mucho,y entre sollozos se puede oír un:-"Por favor,no te vayas de mi lado".A él se le parte el alma,le dan ganas de llorar porque también te quiere mucho,pero no puede,debe mantenerse firme.Te abraza.Y es ahí cuando te das cuenta que es la persona más importante de tu vida y que si algún día se va,lo vas a pasar mal,muy mal.

viernes, 13 de julio de 2012

El primero de miles.


Dependiendo de él. Porqué si él no está, ya no hay nada por lo que seguir aquí. Nada por lo que querer avanzar, nada que te ayude a caminar. Nada para aferrarte a seguir hacia delante, y no mirar hacia atrás. Nadie en quien apoyarse. Nada por lo que levantarse, o simplemente acostarse, para tenerlo en tus sueños una noche más. Ninguna razón de tus sonrisas, ni tampoco de tu llorar. Ninguna palabra bonita al hablar. Porqué es él, y solo él, y aunque estés con otros cientos de chicos, el primero siempre será el, siempre.